Domingo, 20 de Octubre de 2019    
 
07/02/2014 [[Sociedad]]
La CELAC y el desarrollo con ética frente a la crisis mundial
Alternativas humanizadoras ante la crisis
por Guido Zuleta


La Declaración de La Habana sobre la II Cumbre de la Comunidad de Estados Latinoamericanos y Caribeños, CELAC del 28 y 29 de enero 2014, resulta un aporte sustantivo al cambio de rumbo a seguir por la Humanidad para enfrentar la crisis mundial actual, aportando iniciativas éticas de desarrollo en el Cambio de Época.
Pues no parece tratarse sólo de declaraciones rimbombantes, que hicieron decir al Presidente Chávez, especialmente homenajeado por las y los Jefes de Estado, que mientras los líderes participan de cumbre en cumbre, los pueblos caen de abismo en abismo.
Los temas tratados resultan los más sentidos por las poblaciones frente a los abismos en que se tiende a caer por la debacle financiera y en fin la gran crisis ética mundial actual.
La declaración reafirma el trabajo conjunto por la vigencia de todos los derechos humanos en la región, incluso, asume las recientes convenciones sobre el acceso al agua y al saneamiento como derecho humano. En el criterio asumido de unidad en la diversidad de los miembros de la CELAC, hay gobiernos que promueven con mayor énfasis la libertad de mercado. Sin embargo, con estas declaraciones, y las asumidas para la defensa de la seguridad y soberanía alimentaria, se enfrentan las tendencias extremas neoliberales, que generaron la privatización del agua y la hegemonía de las transnacionales de las semillas transgénicas.
La búsqueda de un desarrollo humano y sustentable, así como de la generación de condiciones de superación de la pobreza, del hambre, del desempleo, del cuidado del medio ambiente, generan un marco de referencia para avanzar en caminos de integración solidaria, con base ética en la defensa de la vida en el compromiso por la reforma integral hacia la democratización de la ONU. (No 64) y por “seguir trabajando para consolidar a América Latina y el Caribe como Zona de Paz, en la cual las diferencias entre las naciones se resuelven a través del diálogo y la negociación u otras formas de solución pacífica establecidas en el Derecho Internacional.”(No 53).
La visión de seguridad, tan frecuentemente presentada en la década de los años 1970 y 1980 como justificadora de golpes de Estado opresores, se asume desde una perspectiva de defensa de valores humanos vitales al declarar que frente a la delincuencia organizada “Enfatizamos la necesidad de contar con una visión de consenso regional de seguridad ciudadana con un enfoque de desarrollo humano y respeto a los derechos humanos y a los principios de soberanía nacional y no injerencia en los asuntos internos…para mejorar las estrategias regionales sobre seguridad ciudadana y desarrollo sostenible.”(No 66).
La dimensión ética del enfoque de desarrollo propuesto se basa en dimensiones humanistas y cristianas y en valores ancestrales autóctonos: “Reafirmamos la Declaración de Santa Cruz, (8.11.2013) Ama Qhilla, Ama Llulla y Ama Sua (no robar, no mentir y no ser flojo) la cual establece que los delitos de corrupción deben combatirse de forma rigurosa.” (No. 42). Una declaración ética esperanzadora hacia Otro Mundo Posible.


INAUCO, ("Autogestión, Cooperación, Participación") | Tlf: 963 879 095 | Fax: 963 879 280 | inauco@upvnet.upv.es
Instituto Intercultural para la Autogestión y la Acción Comunal, UPV Camino de Vera s/n [Pabellón K-8], CP 46022, Valencia, España

portada informes autores enlaces contacto aviso © Copyright 2010 La hora de Mañana