Martes, 16 de Julio de 2019    
 
23/07/2014 [[Sociedad]]
PALESTINA Y LA RECUPERACIÓN DE LA DIGNIDAD HUMANA
la indiferencia ante la matanza de inocentes
por Guido Zuleta

La tensión en la Franja de Gaza, con la pérdida de vidas humanas y especialmente de niñas y niños palestinos, por los ataques con armas de la más alta tecnología mundial conmueve la conciencia de las comunidades de buena voluntad del mundo.
Los gobiernos democráticos responsables se han manifestado en contra de la masacre del pueblo palestino y en busca de salidas a las opciones de paz. Entre ellos los gobiernos de América Latina y el Caribe como Bolivia, Venezuela, Ecuador y Argentina. El secretario general de la ONU Ban Ki Moon manifiesta su preocupación y hasta el consejo de seguridad de la ONU llama a un alto al fuego. Sin embargo, la tragedia continúa, como si la dignidad humana retrocediera a tiempos prehistóricos, con la ley del más fuerte.
Ya en momentos previos a la invasión a Irak, la guatemalteca premio nobel de la paz Rigoberta Menchú clamaba “con tanto ojo por ojo la humanidad va a quedar ciega”. Ahora fundamentalismos religiosos pretenden visualizar el conflicto como el derecho que le asiste a un determinado pueblo escogido a una tierra prometida. Por lo tanto hay que expulsar a la población ocupante por derecho internacional de su tierra, dónde antes podían convivir en paz seguidores de las tres grandes religiones monoteístas: Judaísmo, Islamismo y Cristianismo, en un territorio considerado por las tres como especialmente representativo.
Sin embargo, desde cada una de estas fuentes espirituales, así como, de provenientes de otras religiones e incluso inspiradas en el humanismo ateo, existen comunidades de buena voluntad que impulsan un amplio movimiento para recuperar la dignidad humana y la sensibilidad en la toma de decisiones, para valorar la vida en el planeta. El Papa Francisco impulsó hace poco una oración común con miembros de las tres religiones monoteístas en el Vaticano.
Ya el reconocido profeta obispo brasileño de Olinda y Recife Helder Cámara, recomendaba hacer un amplio movimiento de las minorías abrahámicas, llamadas así por Abraham, reconocido por judíos, musulmanes y cristianos. En estas minorías, H Cámara incluía en la dimensión ética común, a personas proveniente de su fuente humanista atea o de otras religiones, siempre que “el egoísmo te parezca angosto e irrespirable; si tienes hambre de verdad, de justicia y de amor” y analizaba: “Escoger el camino de la presión moral liberadora no es ciertamente optar por la vía fácil. Se trata de reemplazar la fuerza de las armas por la fuerza de la moral, de sustituir la violencia por la verdad”. (Helder Cámara. El desierto es fértil. Sígueme Salamanca 1975).
En esta hora de gran peligro, en el cual cual las niñas y los niños palestinos agredidos en la Franja de Gaza son la expresión del horror inhumano, al que puede llegar el afán de dominio de las grandes maquinarias bélicas que pretenden cubrirse en nombre de Dios, las comunidades ecuménicas de todo el mundo, conformadas como gran fuerza ética apoyan las iniciativas de gobiernos responsables y de las acciones transformadoras que puedan darse en la ONU y en otros organismos internacionales para frenar el genocidio y abrir cauces a la recuperación de la dignidad humana y a la paz con justicia en este cambio de época.


INAUCO, ("Autogestión, Cooperación, Participación") | Tlf: 963 879 095 | Fax: 963 879 280 | inauco@upvnet.upv.es
Instituto Intercultural para la Autogestión y la Acción Comunal, UPV Camino de Vera s/n [Pabellón K-8], CP 46022, Valencia, España

portada informes autores enlaces contacto aviso © Copyright 2010 La hora de Mañana