Martes, 21 de Mayo de 2019    
 
03/04/2017 [[Sociedad]]
ESPIRITUALIDAD LIBERADORA Y NUEVO AÑO PARA CONSTRUIR LA PAZ
Los desafíos del momento actual
por Guido Zuleta

En la cultura cristiana, la llegada de un nuevo año, como este 2017, contado precisamente a partir del año estimado de nacimiento de Jesús Liberador, suele representar un espacio para la renovación de la esperanza. Como una oportunidad para los pueblos hacia un futuro mejor. Así, en medio de la crisis mundial actual, desde la espiritualidad ecuménica liberadora, a pesar de los grandes conflictos actuales entre la gente y con la Madre Tierra, resulta un momento de renovación del esfuerzo en el seguimiento del mensaje constructor de la paz que impulsa vitalmente Jesús. Como continuación a la conmemoración de su nacimiento. De allí que se dedica el primer día del año nuevo a la reflexión sobre la Paz que Él deja, que “no es como la que da el mundo”, esa que desde la “pax romana”, pretende justificarse desde entonces por los poderes opresores en contra de los pueblos oprimidos. Es una Paz con base en la justicia, la verdad, la fraternidad, el cuidado de la casa común.

En su reciente mensaje de Navidad 2016, el Papa Francisco planteó: “El poder de un Niño, Hijo de Dios y de María, no es el poder de este mundo, basado en la fuerza y en la riqueza, es el poder del amor. Es el poder que creó el cielo y la tierra, que da vida a cada criatura: a los minerales, a las plantas, a los animales; es la fuerza que atrae al hombre y a la mujer, y hace de ellos una sola carne, una sola existencia; es el poder que regenera la vida, que perdona las culpas, reconcilia a los enemigos, transforma el mal en bien. Es el poder de Dios. Este poder del amor ha llevado a Jesucristo a despojarse de su gloria y a hacerse hombre; y lo conducirá a dar la vida en la cruz y a resucitar de entre los muertos. Es el poder del servicio, que instaura en el mundo el reino de Dios, reino de justicia y de paz.

Por esto el nacimiento de Jesús está acompañado por el canto de los ángeles que anuncian:

«Gloria a Dios en el cielo, y en la tierra paz a los hombres que Dios ama» (Lc 2,14).

Hoy este anuncio recorre toda la tierra y quiere llegar a todos los pueblos, especialmente los golpeados por la guerra y por conflictos violentos, y que sienten fuertemente el deseo de la paz.

Paz a los hombres y a las mujeres de la martirizada Siria, donde demasiada sangre ha sido derramada… Paz a los hombres y mujeres en las diferentes regiones de África, particularmente en Nigeria, donde el terrorismo fundamentalista explota también a los niños para perpetrar el horror y la muerte… Pedimos concordia para el querido pueblo colombiano, que desea cumplir un nuevo y valiente camino de diálogo y de reconciliación. Dicha valentía anime también la amada Venezuela para dar los pasos necesarios con vistas a poner fin a las tensiones actuales y a edificar conjuntamente un futuro de esperanza para la población entera. “

En este tiempo de amenazas bélicas con grandes gastos en bases militares y de irresponsables acciones contra la vida en el Planeta, el mensaje del Papa Francisco resulta de amplitud universal, especialmente necesario y reconfortante en este tiempo de crisis, que se une al de grandes profetas humanos de la paz, como Martin Luther King, Mahatma Gandhi, Oscar Romero, Nelson Mandela, la madre Teresa de Calcuta, y tantos testimonios de vida. Es en este sentido que las comunidades de buena voluntad del mundo desean para todos un Feliz y ampliamente constructor de la paz año nuevo 2017.



INAUCO, ("Autogestión, Cooperación, Participación") | Tlf: 963 879 095 | Fax: 963 879 280 | inauco@upvnet.upv.es
Instituto Intercultural para la Autogestión y la Acción Comunal, UPV Camino de Vera s/n [Pabellón K-8], CP 46022, Valencia, España

portada informes autores enlaces contacto aviso © Copyright 2010 La hora de Mañana