Jueves, 18 de Octubre de 2018    
 
25/09/2018 [[Sociedad]]
LAS 3R DE LA DEMOCRACIA VENEZOLANA
La ingeniería política surrealista
por José Gregorio Delgado Herrera

José Gregorio Delgado Herrera

Abogado y activista social

Escuela de Vecinos de Venezuela

En Venezuela el “Club de los Optimistas” está sujeto a muchas deserciones, desafiliaciones y renuncias de miembros, asociadas a una crisis compleja que se evidencia en la diáspora y el éxodo de venezolanos, sin negar el necesario optimismo democrático. Aunque, la gran mayoría de los venezolanos piense que los “adictos a la democracia” encuentran su “desintoxicación” a cada paso, en un país en progresivo desmantelamiento de valores como la justicia, la libertad, el pluralismo político, la paz y la democracia.

Este “Club de los Optimistas”, es una propuesta organizativa en un día que internacionalmente conmemora la Democracia, una vivencia escasa en este país que se desmantela, pero, todavía hay lugar para la esperanza, como bien lo expresa Leonardo Padrón, que sería muy probable socio número 1 de este club, según lo escrito en la obra “Se busca un País”.

Se plantea el optimismo democrático como alternativa, al intentar plasmar los comentarios de las 3R de la democracia venezolana, que identificamos en la necesidad de una revisión, renovación y restauración del sistema democrático y de la democracia misma, a partir de este 15 de septiembre.

Abundan los analistas que presentan el modelo democrático venezolano como inexistente, al establecer la existencia de un autoritarismo, una tiranía o una dictadura; sin olvidar los que hablan de sus enfermedades o situaciones irregulares, cuando se identifica como una democracia desviada en sus caminos, hasta el punto de ser considerada una corruptocracia, una cleptocracia, una plutocracia y una kakistocracia. Dejo solamente la mención, para ver el contexto en el cual se puede reflexionar hoy sobre la democracia que tenemos y en definitiva brindar oportunidad a la democracia que queremos desde el optimismo democrático, sustentado en la activación del “gen democrático”.

Pero volvamos a nuestras 3R, en este día conmemorativo que puede servir para la reflexión y la acción, según los discursos propios de los elementos democráticos, iniciando desde un recordatorio sobre los conceptos de la democracia o de las reglas del juego democrático.

En este contexto, es oportuno refrescar la memoria o informar sobre el DIA DE LA DEMOCRACIA, el 15S, un día internacional acordado por la ONU mediante Resolución 62/7 del 8 de noviembre de 2007.

En Venezuela pocos se enteraron de esta Resolución, en medio de la campaña por la Reforma Constitucional promovida por el Presidente de la República. Y ganada por el NO democrático. Pero ese mismo año, se publica el Libro “Las democracias nuevas o restauradas: Caso Venezuela”, coordinado por el embajador Jorge Valero.

El Movimiento de las democracias nuevas o restauradas encuentra el respaldo del sistema de las Naciones Unidas a partir de seis Conferencias Internacionales, siguiendo un cronograma que contribuye a darle forma a la referida Resolución, mediante las declaraciones y los planes de acción de Managua (1994), Bucarest (1997), Manila (1998), Cotonú (2000), Ulaanbaatar (2003) y Dolia (2006).

El Primer Día Internacional de la Democracia se celebra el 15 de septiembre de 2008, y en diez años se abordan diferentes tópicos de interés para el conocimiento y la práctica de la democracia, así como, la debida orientación a los gobiernos del mundo mediante los temas de: el Primer Día Internacional de la Democracia; “la democracia es…”; “la Democracia y los Objetivos del Desarrollo del Milenio”; ”Paz y Democracia: has que tu voz se oiga”; ”Educación para la Democracia”; “Reforzar las voces de la Democracia”; “Espacio para la Sociedad Civil”; “la Democracia y la Agenda 2030 para el Desarrollo Sostenible”; “Democracia y prevención de conflictos” y “La Democracia en tiempos de tensión: soluciones para un mundo cambiante”.

Este último tema corresponde al año 2018, y siguiendo la declaración que ofrece el Secretario General de la ONU Antonio Guterres: “El Día Internacional de la Democracia es una oportunidad para proponer e implementar nuevas formas de vigorizar la democracia y buscar respuestas a los desafíos sistémicos que enfrenta. Esto incluye abordar las desigualdades económicas y políticas, hacer que las democracias sean más inclusivas, atrayendo a los jóvenes y otros grupos marginados al sistema político, y haciendo que estas democracias sean más innovadoras en su respuesta a los desafíos emergentes, tales como la migración y el cambio climático”.

Si el objetivo general es que las democracias sean más innovadoras en su respuesta a los desafíos emergentes, tales como la migración y el cambio climático, tiene sentido, el planteamiento que se hace de las 3R para la democracia venezolana, en franco deterioro y en una situación de inexistencia formal y real, de allí el interés en promover desde la sociedad civil, la necesidad de la defensa colectiva del Derecho a la Democracia, que se ha consolidado desde la Carta Democrática Interamericana de la OEA de 2001, este último instrumento invocado muchas veces en nuestra Venezuela y reafirmado en la Declaración de 2007 en la ONU y se hace formal en los esfuerzos internacionales de los gobiernos para la promoción y consolidación de las democracias nuevas o restauradas.

En este esfuerzo de la comunidad internacional, un punto de apoyo se encuentra en el reconocimiento de la democracia con sus principios y valores en diferentes instrumentos internacionales sobre los derechos humanos y más recientemente al reconocer que la democracia está incluida en la Agenda 2030 para el Desarrollo, específicamente, en el contenido del Objetivo número 16 relacionado con la Paz, la Justicia y las instituciones solidas.

Es en este contexto que desde la sociedad civil se promueven las 3R para nuestra democracia venezolana, para se concreten: la Revisión, la Renovación y la Restauración que se requiere hasta el punto de pensar en una democracia integral que de respuesta a la realidad y los distintos aspectos de la crisis compleja que nos ha tocado vivir, uno de cuyos síntomas es la migración o la diáspora de los venezolanos presentes en el mundo. Tomando en cuenta la ausencia de una democracia real en el país, aspecto que cuestiona desde distintas perspectivas la legitimidad del gobierno de Nicolás Maduro y su pretendida “Asamblea Nacional Constituyente” convocada e instalada al margen de la Constitución de 1999.En este contexto, hoy más que nunca pedimos en Venezuela una democracia nueva y restaurada, siguiendo las tres R ya señaladas.

En esta propuesta los ciudadanos tenemos la palabra, si queremos hacer coherentes nuestra vida democrática con el denominado “Club de los optimistas” que cuenta entre sus asociados con los “adictos a la democracia”, que se manifestaron en la consulta ciudadana del 16 de julio de 2017, haciéndole honor al “gen democrático” de los venezolanos. Es nuestra propuesta para los actores sociales y políticos, creyentes en la cultura democrática, cimentada en la esperanza y el ejercicio del voto, en condiciones de libertad, transparencia y voluntad ciudadana, para favorecer el civismo en Venezuela.

En este sentido, recordamos las palabras de nuestro colega y amigo, Don Antonio Colomer Viadel en su obra “Autogestión, democracia y cooperación para el desarrollo” cuando nos recuerda:

“La democracia necesita para existir un caldo de cultivo pluralista, con profunda y abierta libertad de expresión, es decir, donde las disidencias y oposiciones minoritarias tengan la oportunidad de dar a conocer sus razones de discrepancia y sus propuestas alternativas, a la opinión pública, sin tergiversaciones ni engaños. La democracia necesita una gran difusión social de la información, conciencia critica y educación participativa”. (Colomer: 2002; página 23)

En la Venezuela actual este recordatorio democrático tiene sentido, con más razón si los voceros de la sociedad democrática, disidentes y opositores representan una “mayoría aplastante”, silenciada por un régimen que impone su hegemonía comunicacional y persigue o amenaza a sus opositores, sin descartar la autocensura de los partidarios de una democracia plena, real e integral.



INAUCO, ("Autogestión, Cooperación, Participación") | Tlf: 963 879 095 | Fax: 963 879 280 | inauco@upvnet.upv.es
Instituto Intercultural para la Autogestión y la Acción Comunal, UPV Camino de Vera s/n [Pabellón K-8], CP 46022, Valencia, España

portada informes autores enlaces contacto aviso © Copyright 2010 La hora de Mañana