Domingo, 31 de Mayo de 2020    
 
12/04/2020 [[Sociedad]]
LO DESCONOCIDO EN EL ITINERARIO
Reflexiones sobre el porvenir
por Rodolfo Romero

Algo desconocido ronda nuestra vida. No siempre sabemos exactamente quienes somos y adonde vamos. Nuestra convivencia es intrincada. El QUOVADIS siempre esta presente. El Principito pareciera querer deslindar nuestro ser – existir. Y por eso nos dice con franqueza: “…SOLO EXISTO EN LA MEDIDA EN QUE BEBO DE LA FUENTE DE MIS RAICES”. “El AMOR”, de Antoine de Saint Exupéry

POR LO TANTO, EL PROBLEMA ESTA EN LA FUENTE DE NUESTRAS RAICES. POR ALGUNA RAZON, LO CONOCIDO Y LO DESCONOCIDO RONDA NUESTRO SER.

Moisés se interrogó angustiado: “Quién eres Señor”. La respuesta: “YO SOY QUIEN SOY”

· Es que siempre pareciera que escondemos algo de nosotros sin ser consciente,

del que se apodera nuestro subconsciente, que nos maneja en cada obscuridad

· En un cambio de época, lo desconocido se convierte en algo invisible, desafiante, que puede SER “LA OTREDAD”, o denominarse COVID-19

· Parece inevitable: el misterio es parte de nuestras vidas. NO SIEMPRE LO ASUMIMOS

HAY ALGO MISTERIOSO EN TODO EL SER HUMANO: La búsqueda de lo desconocido, que opera como una pasión oculta y en momentos especiales, se presenta como ansiedad y como búsqueda misteriosa-apabullante. EL PROBLEMA DE FONDO ES QUE LO DESCONOCIDO SE MANIFIESTA SIN ROSTRO DEFINIDO NI HUELLAS DIGITALES, pero puede producir cicatrices profundas. Tiene una fuerza instintiva. Y lo instintivo, sigue presente en la vida. Nos corresponde aprender a incorporar lo razonable, lo lógico, lo humano, el AMOR.

Al parecer no tiene rostro, pero tiene ambigüedades y certezas. abunda en sus callosidades misteriosas. La interrelación actual hombre – mujer, mujer – hombre, lo perfila - certifica.

Llama la atención, la percepción particular del espacio-tiempo en la vida de cada persona y en la historia de cada comunidad humana, que cada quien lo va procesando a su manera, pero que tiene el sello cultural de lo comunitario, lo colectivo, que en un descuido lo asumimos como totalidad. Se convierte en nuestra cultura sin criticidad aparente.

LO DESCONOCIDO, es mas que un avance y un retroceso simultaneo; tiene una dialéctica del movimiento que puede intrigar, es más lejano que un recuerdo pasajero, que un rictus, aparentemente carece de memoria temporo - espacial, - no sabemos con certeza cuando emergió ni cuando desaparecerá -, pero murmura en nuestro interior y tiene una fuerza simbólica. Es lo que mas se nos puede acercar y alejar al mismo tiempo, puede intentar un jugueteo sobre lo que mas anhelamos. Siempre existe una inquietud asociativa, que es difícil descifrar. Una cierta clandestinidad merodea la vida. ¿Será lo desconocido?

Lo desconocido es efectivamente algo desconocido, y por ello difícil de narrarlo.. Sin embargo, vive quebrantando las neuronas del cerebro y las palpitaciones del corazón..

El núcleo familiar, no puede escapar al poder material - inmaterial de lo desconocido.

Por ello, la vida tiene reglas contradictorias, anhelos imponderables, murmullos casi imperceptibles. La vida tiene sonetos escritos por la incertidumbre y la divagancia..

Lo desconocido puede ser dramático o poético, hasta musical y siempre irreverente… Muchas veces, se presenta como una danza interminable entre dos seres, que conviven en la inmensidad de lo infinito. Por eso, sin comprenderlo ni entenderlo muchas veces, somos simples bailarines, que danzamos al son de la orquesta de la vida, sin verdadero director de orquesta. El creyente lo encuentra en Dios. El ateo en su negación. El agnóstico en…

Lo desconocido no tiene limites ni fronteras. Mas bien tiene ansiedad, buscando transitar mas allá de la obscuridad y de la luz. Tiene sus propias penumbras. Produce luciérnagas.

Un desconocido vulgar puede ser nuestro hermano necesitado, sin trabajo, sin hogar…

En la interrelación humana, lo desconocido predomina con su luz blanca. El color ámbar no le pertenece; y sabemos que lo blanquecino es la negación de la obscuridad. Tiene centelleos propios, en lo pequeño y en lo grande. Pero produce desconcierto. No tiene edad

Lo desconocido es tentador, pero no es simple tentación, mas bien es encarnación todavía ausente de plena corporeidad. Esta no corporeidad sin embargo, va fabricando raíces y alas, y puede abrazarnos fuertemente en momentos de ensoñación y transfiguración. Soñar e imaginarlo, es buscar atraparlo, para convertirlo en sujeto de la historia.

Lo desconocido, siendo desconocido, puede ser mortal y fraguar cuarentenas…

Lo desconocido no tiene necesidad de elocuencia, ya que es dueño del silencio y de ciertos estallidos que va produciendo ideas - hechos, buscando su historicidad.

Lo desconocido es y seguirá siendo un misterio alado y transmutable. Siempre se manifiesta como verdadero, para seguir siendo algo desconocido. Debe ser por ello que invocamos la verdad, sin que la poseamos realmente. La verdad es resbaladiza, misteriosa, atrayente, certera…”La verdad nos hará libres”. La verdad encamina nuestra cotidianeidad. Pero la mentira siempre tiene montada su emboscada, de uno y otro lado. Ojo con la POSVERDAD

La verdad verdadera es nuestro hermano con sus manos extendidas.

Lo desconocido existe todavía sin existir y muere tantas veces como le sea posible, para asociarse con lo invisible y lo eterno. Posee una levedad que le hace trascender el espacio – tiempo. Pero enseña una evidencia: tiene percepción histórica. Busca afanosamente existir para convertirse en una nueva referencia de la vida societaria. Da la impresión de que se asocia con la vida futura y también se camufla asociado a la muerte.

Toda mujer y todo hombre, nace y conserva durante toda su existencia, una genética original, que opera como un talento especial, como una aptitud y actitud genial, una capacidad insaciable, un misterio que ni siquiera se puede imaginar y recordar con simpleza. Ansiamos lo inaccesible. Y buscamos, luchamos por ser plenamente iguales en oportunidades y en derechos. Todo indica que lo desconocido navega por esta agua. Las crisis nos permite redescubrirnos como seres hermanados para siempre.

El don intuitivo de la mujer, la acerca mas que el hombre, para tratar de capturar la dimensión desconocida que llevamos dentro, cada miembro de la especie humana

Algún día, los sabios nos dirán, que lo desconocido es la energía que nos inunda y que tiene la habilidad de refugiarse en el misterio del transcurrir humano. Entonces se prenderán todas las luces del Universo y la ley de la gravedad encontrará su equilibrio.

Mientras eso acontezca, todavía nos faltará el tiempo-espacio para conocernos en toda nuestra dignidad, intimidad, igualdad, fraternidad y humanidad

Lo desconocido palpita en forma imperceptible, en el interior de nuestra IDENTIDAD.

Lo desconocido, que sabe camuflar su existencia, lo hace para que lo busquemos incesantemente, sabiendo que no es posible encontrarlo como simple realidad material, ya que siendo un dato que registra un profundo proceso de hominización, que combina lo cosmológico, lo biológico y lo cultural, lo psicológico, lo sociológico, lo científico y lo tecnológico, en esencia es una nueva espiritualidad de dimensión comunitaria, pertenece también enteramente, a la intimidad de cada ser, de cada sujeto, con posibilidades de reinventarse profundamente, haciéndose de nuevos paradigmas, buscando ser un cuasi dueño del poder en la penumbra, sin pertenecerle plenamente las moléculas de cada partícula de ese fenómeno atrapante, al que denominamos lo desconocido, por ahora.

Lo epidemiológico por su lado, intenta descifrar la verdadera dimensión del misterio.

Lo desconocido, como transita hoy por la vereda de lo actual, de lo misterioso, dejando sin embargo sus huellas dactilares en cada pisada, no puede ser todavía retratado. Pero es apetecido. El deseo se encarama en sus ramajes. Y somos animales de deseos. Y en cada deseo, existe una lucha entre lo conocido y lo desconocido, entre la pasión y el amor.

Da la impresión que el patriarcado-machismo y el feminismo, están embarcados en la misma barca, librando una batalla por la sobrevivencia, buscando atrapar y humanizar todo el lenguaje – palabra y las novedades, que pueda aportar lo desconocido.

Lo desconocido no solo existe como intriga, como signo de interrogación, y como llamado a un combate también misterioso, sin materialidad cada vez mas aparente. La intuición formidable de la mujer, que esta preparada para poder ser madre, compañera, educadora creadora, luchadora y anunciadora, -fueron las anunciadoras de la resurrección de Jesús- es lo que mas la acerca en la hora nona, para intentar descubrirla, atraparla, convertirla en una nueva verdad y en una nueva manera de vivir la vida.

Lo desconocido existe para buscarlo-perseguirlo, sabiendo que es difícil convertirlo en fenómeno consciente de toda la especie humana. Se nos escapa como el horizonte. Tiene cercanía con esos odios-amores que se desliza por dentro de nosotros, sin poder explicarnos todo el por que y el para que. El como y el cuando va apareciendo, pero perdura el fantasma de su presencia, y cada vez más, el murmullo de su agitación, que nos va envolviendo…

La problemática de la IGUALDAD – EQUIDAD DE GENERO, podría ser otro de los posibles rostros futuros de esa búsqueda, de lo que hoy denominamos lo desconocido.

Lo desconocido, es parte inseparable de nuestro itinerario y de nuestra lucha. Tiene un maridaje con nuestro destino. Es que existe como pasión humanista y desafío futuro. Es una ansiedad aparentemente sin rostro, pero con un propósito histórico muy firme.

En el festival de la vida, lo desconocido nos traslada como travesía imaginaria, a todo lo insólito del acontecer humano. Es un paseo por nuestra Vía Láctea y por nuestro Planeta Tierra. No olvidemos que “planeta” viene del griego y del latīn, y significa “vagabundo”: Lo desconocido siempre comienza siendo vagabundo, difícilmente atrapable, los griegos y los romanos lo certificaron, hoy la ciencia lo va cercando. Sabemos que también es poseedor de una dinámica cognitiva y emocional atrapante, que es capaz de abarcar todos los rincones y todas las avenidas de nuestro espacio - tiempo.

Debe ser por eso, que cada uno de nosotros, conformamos en nuestro interior, una partícula de ese misterioso mundo de lo desconocido, que ronronea con la pasión y el amor, también con la causalidad y la casualidad., a pesar de que nos dicen que la casualidad no existe. Pero la causa y el efecto es imborrable en el mapa de la existencia.

Y es entonces que sigue teniendo vigencia el afán de nuestro amigo Sócrates, quien incitó a la humanidad con un ruego milenario:

“conócete a ti mismo”. CONOCERNOS DE VERDAD COMO MUJER

Y COMO HOMBRE

Y como siempre, esta en juego el verdadero símbolo de la búsqueda humana: LA VERDAD.

Y nos asociamos con Tomas de Aquino, quien afirmaba:

“L A V E R D A D E S H I J A D E L T I E M P O”

ENTONCES, TENEMOS DERECHO A PREGUNTARNOS:

¿POR QUÉ LA VERDAD RESGUARDA LO DESCONOCIDO EN NUESTRO ESPACIO – TIEMPO?

¿Acaso no tenemos derecho a intentar, con el riesgo de NO ENCONTRAR LA VERDADERA RESPUESTA, para seguir buscando hasta la muerte, lo mas cercano a la VERDAD VERDADERA, y entonces, poder con cierta terquedad, afirmar que lo desconocido y la verdad, SON HIJAS DEL TIEMPO QUE TODAVIA NO HA RESPLANDECIDO?

Una nueva conciencia – existencia social humanizada, en algún momento de la realización del destino humano, hará posible, que lo desconocido sea hijo de nuestro espacio-tiempo; entonces tendrá un rostro, y sabremos en definitiva, que un desconocido que merodea en nuestras vidas, ya tiene un sello: IGUALDAD Y EQUIDAD DE GENERO. Falta la Cédula de Identidad, que deseamos no sea falsa. Nos alerta el LAW FARE.

Nos queda descifrar al desconocido que opera con un decreto de la muerte.

“EL PRINCIPITO” pretende ayudarnos cuando nos indica:

“HE AQUÍ MI SECRETO.

ES MUY SIMPLE:

NO SE VE BIEN SINO CON EL CORAZON. LO ESENCIAL ES INVISIBLE A LOS OJOS”./

PARECIERA QUE ANTE LO DESCONOCIDO, PARA AVANZAR EN SU BUSQUEDA Y DESCIFRAR SU MISTERIO, NECESITAMOS REDISEÑAR NUESTRO CEREBRO CON SU INTELIGENCIA MULTIPLE, Y ASOCIARLO CON LA GENEROSIDAD DE NUESTRO CORAZON, QUE PRODUCE REMOLINOS Y TURBULENCIAS INTENSAS, A VECES DESCOMPASADAS.

Mientras, en pleno SIGLO XXI, - AÑ0 2020, LO DESCONOCIDO SIGUE SIENDO LO DESCONOCIDO, -que tiene el propósito de acompañarnos durante el trajinar de nuestro itinerario, de nuestras preocupaciones y luchas interminables.

Hasta con cierta inocencia, de repente hasta podemos imaginarnos que lo DESCONOCIDO podrá tener el perfil de un rostro de MUJER, que hoy comparece con halo feminista, o ser más simple: recurrir a la ciencia y tecnología moderna para descifrar el secreto.

Debemos creer, que en este mundo de insólitas complejidades, podemos intentar acercarnos efectivamente al desconocido que llevamos con nosotros. Alguien dijo alguna vez que “El deseo intenso crea sus propias oportunidades y además, sus propios talentos…la oportunidad dorada que esta buscando afuera, está dentro de Usted”, al que Winston Churchill agregó:

“EL QUE LO INTENTA PUEDE FRACASAR, EL QUE NO LO INTENTA, YA FRACASÓ”.

Misteriosamente, una molécula de lo desconocido, se duerme y se despierta con nosotros, en cada nuevo momento de nuestro quehacer humano. Es parte de las estructuras que hemos creado, que nos va deshumanizando y PERTENECE A LA INTERIORIDAD DE NUESTRA PIEL Y A TODA LA ESENCIA DE NUESTRO SER – PODER - QUERER – TENER – ODIAR – AMAR.

Seamos capaces de ir transformando nuestras estructuras de explotación del hombre por el hombre, de humanizar la vida sin tantos factores desconocidos, e ir borrando nuestra pasión patriarcal – machista - feminista, y juramentarnos en una conquista que nos exige el complejo, difícil y contradictorio SIGLO XXI:

L A I G U A L D A D Y E Q U I D A D D E G E N E R O – DEMOCRACIA REAL.

Aceptando que debemos ser iguales en dignidad, en derechos y en oportunidades, diferentes biológicamente y complementarios culturalmente

Seamos capaces de domesticar al INDIVIDUALISTA que llevamos dentro, asociarnos a un nuevo sistema AUTOGESTIONARIO y convertir en nuevas raíces y nuevas alas, a la persona humana, sujeto comunitario, que somos todos – todas. Es así como renace la IGUALDAD -LA FRATERNIDAD - LA SOLIDARIDAD – LA JUSTICIA- EL HUMANISMO INTEGRAL..

No olvidemos que “EL YO ES PLURAL”. Y EL OTRO NO PUEDE SER UN DESCONOCIDO.

Nos hace falta renacer nuevamente y asumir a plenitud un profundo HUMANISMO INTEGRAL, para recrear nuestra sociedad que enfrenta al mismo tiempo, UNA CRISIS GLOBAL Y CAMBIOS VERTIGINOSOS casi descontrolados.

Pareciera que nuestro espacio – tiempo y toda nuestra realidad, cada vez más dramática, dedica su fervor a poner a prueba nuestra IDENTIDAD, nuestra VERDAD, nuestro PROYECTO DE VIDA y nuestro AMOR A NOSOTROS MISMOS Y A TODA LA HUMANIDAD.-

“OTRO MUNDO ES POSIBLE Y NECESARIO”.

Nuevamente el Principito nos orienta al decirnos:

“LA EXPERIENCIA NOS ENSEÑA QUE EL AMOR NO CONSISTE EN MIRARSE

EL UNO AL OTRO, SINO EN MIRAR JUNTOS EN LA MISMA DIRECCION”.

“N O N O S D E J E M O S R O B A R L A E S P E R A R A N Z A”. -



INAUCO, ("Autogestión, Cooperación, Participación") | Tlf: 963 879 095 | Fax: 963 879 280 | inauco@upvnet.upv.es
Instituto Intercultural para la Autogestión y la Acción Comunal, UPV Camino de Vera s/n [Pabellón K-8], CP 46022, Valencia, España

portada informes autores enlaces contacto aviso © Copyright 2010 La hora de Mañana