Sábado, 19 de Junio de 2021
<<A la búsqueda de esa hora futura en la que la libertad sea protagonismo de los ciudadanos>>
Artículos - Política - Política
01/06/2021

Iniciativas contra la emergencia humanitaria y en favor de los valores democráticos


por Roberto Bertossi


En plena pandemia de virus,  ante las consecuencias de medio siglo de fracasos propios de una inútil y corrupta dirigencia política, extraviada y reproducida en vanos razonamientos cuando no atiende ni se detiene en los problemas reales (vg., Ineficacia, ineficiencia e impericia vacunatoria, necesidades físicas básicas y más de menos), la misma que ha perdido sinodalidad porque no camina con el pueblo, no vive cómo el pueblo, no habla su idioma, no es participativa ni corresponsable, omitiendo e impidiendo mezquina y especulativamente su renovación y revitalización continua mediante el ardid vil ya artero de ´sus´ nepotismos, sus burocracias sindicales o jaulas de hierro y acero más gruesos que la imaginada por el mismísimo Max Weber; sus enriquecimientos ilícitos (que se corresponden con la pobreza extrema e indigencia de más de la mitad de los argentinos),  haciendo añicos la Constitución Nacional, la  real Democracia y la genuina República porque cuando los poderes son “aguantaderos de incapaces y de perseguidos por la justicia” que nos han expulsado a la intemperie en "la noche polar de helada oscuridad"; bueno, pacíficamente,  ya es hora de un ¡basta ya! y de un ¡otro nunca más!

Se trata de sensibilizar y empoderar a la ciudadanía en su rol protagónico e imprescindible no solamente para animarla y luchar contra la emergencia sanitaria/humanitaria sino en favor de la vigencia plena del Estado de derecho en cuanto tal,  cuyo único fin y su único límite no es otro que el “Bien Común”, algo fatalmente “ausente sin aviso, justificación ni explicación ninguna en nuestra querida Argentina.

No son pocos los que a pesar de múltiples y diversas decepciones, dificultades y postergaciones,  coinciden tacita y explícitamente en la necesidad impostergable de sacudir, solidarizar y confraternizar mucho ciudadano insatisfecho en sus necesidades físicas básicas para, juntos, recuperar los beneficios propios de la democracia y de la república en cuanto tales. Dichos beneficios constitucionalmente prometidos y garantizados justifican sobradamente movilizarse para atender y resolver las crisis personales y familiares en sus entornos inmediatos.

Las condiciones de vida en media población argentina habitada por la pobreza e indigencia, por la carencia de agua potable y saneamiento, de nutrición, de salud de educación como de una vivienda digna, justifican y alientan “constitucionalmente” tales iniciativas y legítimos reclamos para un digno buen vivir y un bien común, fin y límite de todo Estado de derecho, democrático y republicano, fundamentalmente para que ya ¡el pobre deje de nacer antes, enfermarse antes, tener hijos antes, ir preso antes y morirse, antes!

Impulsar la articulación ciudadana, el trabajo en red, destacando el ejemplo de organizaciones sociales que como CARITAS, RED SOLIDARIA, CONCIENCIA, PODER CIUDADANO entre otras y con referentes éticos ejemplares e imitables de la talla de Juan CARR, del tulumbano Luis Galeano, de Santi Maratea, de Margarita Barrientos, de Rene Favaloro, de Esteban Laureano Maradona, de don Arturo ILLIA, de Amelia Miani en Añatuya,  de Claudia Delgado en Tucumán o las puneñas Maryta Argañaraz y Maribel Brandam, qué decir del Leo Amaro cual Cura Brochero (con su Educación para niñas, obra pública sin corrupción y más de más) aquí y allá, allá y aquí,  los que siempre cumplieron y/o vienen cumpliendo un rol o aura imitable fundamental,  ayudando a comunidades específicas a paliar esta crisis y trabajando concomitante y convergentemente por mantener vivos los valores y principios democráticos, elementos esenciales para lograr condiciones de vida digna.

No es verdad que el país está postrado cuando hay mucha gente organizada haciendo cosas para transformar positivamente la realidad, razón más que suficiente para unirnos en la defensa de la Democracia, para que superemos la asfixia a la que estamos siendo sometidos, ya que ocupándonos angustiosamente de sobrevivir, como sin darnos cuenta vinimos postergando la exigencia de nuestros derechos fundamentales.

Si nuestra Carta Magna es verdadera, vigente y posible,  nunca podría ser sistemáticamente violada ni por aviesos golpes militares ni por execrables castas políticas, viejas y nuevas, que jugando a pugnas ideológicas se retroalimentan y sostienen unas a otras, entreveradas enrevesadamente entre hambrientos, enfermos, desvalidos, descartados habitantes de la calle y (ahora, esgrimiendo “otra excusa”, con evitables)  decenas de miles de muertos.

Entonces, si se nos permite Constitución Nacional ¿dinos quien escondió tu Preámbulo, tu artículo 1, tu gobierno federal, tus artículos 1, 14, 14bis, 16, 17, 21, 29, 36, 37, 38, 39, 40, 41, 42, 43,  75 incs. 17, 18, 19, 22 y cc.?

Por ello,  en general, ante una prolongada y criminizable trazabilidad personal y patrimonial de los integrantes de los poderes republicanos, deberíamos promover  tensegridades de resiliencia y resistencia con propuestas y soluciones nuevas posibles a nuestros problemas y desafíos reales.

Solo así podremos lograr el contribuir cooperativo para fortalecer y recuperar la cohesión del tejido social en modo tal que nos permita reconstruir juntos, mecanismos de acción para restaurar una democracia y una república con mejores condiciones de vida para todos, sin descartados.

El despertar de nuestra pisoteada y aletargada Sociedad Civil debe alumbrar  dignos y renovados esfuerzos compartidos poniendo el hombro no en otro vano sino para empujar en la dirección correcta, que no es otra que la de la defensa del Estado de derecho, la solidaridad, la búsqueda del encuentro, la reconciliación y la convivencia en el ´bien común´ para un injustamente postergado pero merecido “buen vivir”.

El objetivo de las iniciativas en cuestión es bien preciso: “insistir en el derecho que tenemos todos de prosperar, de dejar atrás la pobreza y de acceder a una sociedad más justa y equitativa, sin excluidos”

Finalmente, nada podrá ser ni lograrse sin ciudadanos mancomunados que se activen e involucren, sumen y multipliquen, pacíficamente, en estas acciones, gestiones e iniciativas democráticas  y republicanas para recién entonces transformar, aliviar y enriquecer de posibilidades e igualdad de oportunidades sus entornos actuales.

La clave para superar la pobreza y acceder a una sociedad más justa está en el esfuerzo individual repotenciado en proyectos de índole social e impacto comunitario,  sin perjuicio, reiteramos, del recupero de enriquecimientos ilícitos “público-privado” (imprescriptibles cual delitos de lesa humanidad),  los mismos que exhibe o esconde la casta política mimetizada con los poderes republicanos.

Finalmente, todo argentino de buena voluntad, tan empobrecido e indigente, merece sin demora salir de la actual postración, reclamar masiva y sostenidamente  la vigencia plenamente efectiva y palpable de todos sus derechos y garantías constitucionales, en definitiva, a ‘resetearnos’ juntos, para reconstruir seria y sostenidamente nuestra Argentina para recién entonces salir adelante e ir por nuestro destino de grandeza, ese de la noble igualdad que nos juramentos con gloria vivir y morir en nuestra propia CartaMagna que es nuestra común Constitución Nacional, cooperativa; ni más, ni menos.

 

Roberto Fermín Bertossi

Experto CoNEAU / Cooperativismo






laHoradeMañana
portada
artículos     Editorial    Política    Economía    Cultura    Sociedad    Ciencia y Tecnología    Educación    Religiones    Medioambiente    Deportes    Palabras y frases escogidas    Entrevista   
informes
autores
videogaleria
contacto

INAUCO, "Autogestión, Cooperación, Participación"
Director: Antonio Colomer Viadel
ancovia@urb.upv.es
www.upv.es/inauco

Instituto Intercultural para la Autogestión y la Acción Comunal, UPV Camino de Vera s/n [Pabellón K-8], CP 46022, Valencia, España
Web creada por 3design.es
Solicitamos su permiso para obtener datos estadísticos de su navegación en esta web, en cumplimiento del Real Decreto-ley 13/2012. Si continúa navegando consideramos que acepta el uso de cookies.
OK | Más información