Miércoles, 29 de Noviembre de 2023
<<A la búsqueda de esa hora futura en la que la libertad sea protagonismo de los ciudadanos>>
Artículos - Economía - Economía
26/03/2023

Tener un oficio, hoy es tener un tesoro!


por Roberto Bertossi


Ante el fin del trabajo formal conocido, los desarrollos posibles de la inteligencia artificial y el previsible desenlace previsional o de la seguridad social; y dada la imparable influencia de las nuevas tecnologías en los procesos de producción y sus consecuencias en el mercado de trabajo; un oficio o experiencia laboral innata o adquirida, luce alentadora en esta realidad y su  porvenir.

En estos tiempos de pronunciada desocupación, pobreza e indigencia, tener un “oficio” entendido como un conjunto de conocimientos prácticos que se adquieren mediante la experiencia, verdaderamente es tener un tesoro.

La aparente o supuesta pequeñez  de “un oficio” manual, industrial, agro técnico o de servicios, formal e informal, no solamente es hermosa sino potencialmente fecunda y comprobadamente fructífera, al menos para satisfacer las necesidades físicas básicas de la persona y su grupo familiar en ámbitos urbanos y rurales.

Entendemos a un oficio como arte y pericia para una actividad laboral propia y autogestora, vg., electricista, gasista matriculado, fontanero, pintor, jardinería, albañilería y construcción, clases particulares (por docentes o maestros sin trabajo o con altos descuentos por justos reclamos salariales), carpintería y herrería, peluquería, mecánico, lavadero de ropa o vehículos, limpieza de casas de familia y locales de comercio, perquisición, poda o desmalezado, zapatero, modista o sastre, chofer, servicio de acompañante y cuidado personal, repostería, elaboración de viandas y alimentos, mensajería, changas, etcéteras.

Ante la corrupción y holgazanería corroborada recurrentemente en el manejo clientelista de millones de planes sociales, impulsar el conocimiento y la capacitación en oficios a partir de un activo protagonismo actitudinal, será una auténtica propuesta productiva a destajo de nuevas aptitudes y servicios, que honrará personal y familiarmente, animando autonomías responsables, recuperando dignidad y autoestima con real e independiente promoción social.

También será promover bienestar y encarnar ciudadanía. Para ello la educación y capacitación informal, posible y permanente, como la participación activa y responsable de los involucrados,  puede ser de las mejores herramientas para trabajar a favor del bienestar personal y la reintegración social.

Nuestra propuesta también sugiere la espontánea organización, la información, educación y capacitación cooperativa informal (con neutralidad política), destinada a personas que integran o pueden llegar a ser parte de emprendimientos personales, cuadrillas de trabajadores sin trabajo o  talleres familiares, dotándolos de capacitación y actualización permanente, con herramientas específicas para organizar gradual, paulatina e inicialmente, modestos pero duraderos procesos o esquemas de trabajo, con una mirada sin límites.

Preconclusivamente nuestra ley de Educación Nacional 26.206 como todas las leyes provinciales de educación, otorgan a la educación no formal un espacio curricular importante y significativo, destacándose que la formación de maestros o profesores de educación formal en todos los niveles y jurisdicciones, debe contemplar la construcción de saberes sobre la definición, armonización, ejecución y evaluación de experiencias de educación no formal en artes y oficios, urbanos rurales.

Ya a fines de los años 60´ en el marco de la Conferencia Internacional “La crisis mundial de la educación”, realizada en Williamsburg (Virginia, EE.UU., año 1967), se estableció la importancia y el avance de la educación no formal en oficios, como herramienta preponderante para el fortalecimiento de la sociedad civil, la descentralización y la democratización del conocimiento, porque “quien oficio sabe, no muere de hambre y aleja vicios”

Final y complementariamente, no es un dato menor abogar también por una renovada autopercepción personal y representación comunitaria de las personas después de sus 55 años, desde un rol activo, educando y repotenciando preservativamente sus capacidades o talentos ante eventuales amenazas de naturales envejecimientos y morbilidades, ofreciendo simultánea y responsablemente posibilidades y nuevas oportunidades en pos de proseguir, enriquecer y acompañar, institucionalmente, desempeños evolutivos personales de bienestar terapéutico instantáneo como de cobertura emocional, ante realidades como las que encabezan esta nota o columna.

Roberto Fermín Bertossi

Experto en Cooperativismo de la Coneau






laHoradeMañana
portada
artículos     Editorial    Política    Economía    Cultura    Sociedad    Ciencia y Tecnología    Educación    Religiones    Medioambiente    Deportes    Palabras y frases escogidas    Entrevista   
informes
autores
videogaleria
contacto

INAUCO, "Autogestión, Cooperación, Participación"
Director: Antonio Colomer Viadel
ancovia@urb.upv.es
www.upv.es/inauco

Instituto Intercultural para la Autogestión y la Acción Comunal, UPV Camino de Vera s/n [Pabellón K-8], CP 46022, Valencia, España
Web creada por 3design.es
Solicitamos su permiso para obtener datos estadísticos de su navegación en esta web, en cumplimiento del Real Decreto-ley 13/2012. Si continúa navegando consideramos que acepta el uso de cookies.
OK | Más información